0 4 mins 6 meses
¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Redacción. – Katherine Parreño

La compañía advierte que podría suspender sus productos y servicios en Europa si no le permiten seguir transfiriendo datos personales de usuarios europeos a EE.UU.

En el informe anual presentado ante el órgano regulador y supervisor de los mercados de valores estadounidenses (SEC), la compañía Meta advirtió que si no hay cambios en el marco legal de tratamiento de datos europeo es probable que tenga que cerrar varios servicios que ofrece en el continente. Para Meta, la transferencia de datos entre países es fundamental para su negocio, en especial el de publicidad.

«Si no se adopta un nuevo marco trasatlántico de transferencia de datos y no podemos continuar acatando las cláusulas SCC (cláusulas contractuales estándar, por sus siglas en inglés) o apostar en otros medios alternativos de transferencia de datos de Europa a EE.UU., probablemente no podremos ofrecer algunos productos significativos como Facebook e Instagram en Europa», expresó la compañía Meta.

Este comunicado se hace publicó en medio de la elaboración del marco legal que determinará la forma en que los datos de ciudadanos europeos se transferirán al otro lado del Atlántico.

El Tribunal de Justicia de la UE declaró inválido la denominada Privacy Shield, paraguas legal bajo el que operaban las compañías en relación con el tratamiento de datos trasatlánticos y que incorporaba las SCC, por ello en agosto de 2020 la Comisión de Protección de Datos de Irlanda envió a Facebook una orden para que dejara de transferir datos de usuarios desde Europa a Estados Unidos. El litigio está aún por resolver y se espera que la decisión final se adopte en la primera mitad de 2022.

El documento publicado por la empresa de Zuckerberg ha generado reacciones en las partes involucradas. El diputado del parlamento europeo Axel Voss, expresó a través de su cuenta de Twitter que Meta no puede chantajear a Europa para que renuncie a sus estándares de protección de datos, y advirtió que abandonar el continente podría generarle importantes pérdidas.

El ministro de Economía alemán, Robert Habeck afirmó en una rueda de prensa en París que después de que lo hackearan, ha vivido sin Facebook ni Twitter durante cuatro años y su vida ha sido fantástica. Su homólogo francés, Bruno Le Maire, subrayó que los gigantes digitales deben entender que la Unión Europea resistirá su poder desmedido, hará valer su soberanía y protegerá los datos personales de su población. «Seguro que vivimos muy bien sin Facebook y que viviríamos muy bien sin Facebook», aseguró Le Maire.

 Meta ha mostrado su preocupación al respecto. «La realidad es que Meta y muchas otras empresas, organizaciones y servicios, dependen de las transferencias de datos entre la UE y los EE.UU. para operar servicios globales», declaró la compañía.