0 7 mins 3 meses
¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Redacción.- Monserrat Aguirre

La crisis entre Rusia y Ucrania empezó a agudizarse entre 2021 y 2022, recrudeciéndose entre los meses de marzo y abril cuando Rusia envió cerca de 100000 soldados a la frontera con Ucrania, lo que fue la mayor movilización de tropas desde 2014, cuando se dió la anexión de Crimea. Acontecimiento que logró desatar la preocupación y una crisis mundial que generó la hipótesis de una posible invasión.

Pero según el periódico El Tiempo, una gran parte de las tropas fueron retiradas en junio. Sin embargo, el peligro volvió a tomar fuerza entre octubre y noviembre de 2021, al volver a concentrar al mismo número de soldados en la frontera.

Vladimir Pútin, presidente de Rusia, desmiente que se esté perpetrando un ataque contra Ucrania. Sin embargo, este lunes 21 de febrero violó un acuerdo de paz al enviar tropas a dos regiones ucranianas, Donetsk y Luhansk, mismas de las que reconoció su independencia. Más de 100000 soldados permanecen en la frontera con Ucrania lo que supone “el comienzo de una invasión”.

“Creemos que esto es, sí, el comienzo de una invasión. La invasión más reciente de Rusia a Ucrania“, aseguró Jon Finer, asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Presidencia norteamericana, en entrevista con la cadena CNN.

La tensión entre ambos países ha provocado que varias cancillerías alrededor del mundo hablen sin restricciones de la posibilidad de una guerra entre las dos naciones.

El 22 de febrero de 2022, la Cámara Alta del Parlamento Ruso y El Consejo de la Federación de Rusia por unanimidad, autorizaron el uso de las Fuerzas Armadas del país en territorio extranjero, ante el conflicto en el este de Ucrania. Al mismo tiempo, Putin dijo que los acuerdos de Minsk ya no tenían validez.

Ante toda esta situación, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro se pronunció hace 6 días y afirmó que apoyarán a Rusia sin dudarlo. En una reunión con el Viceprimer Ministro Ruso Yuri Borísov, el mandatario venezolano manifestó: “Rusia cuenta con todo el apoyo de la República Bolivariana de Venezuela en la lucha que está dando para disipar las amenazas de la OTAN y del mundo occidental”.

China por su parte, a través de su representante Zhang Jun, se pronunció en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU y manifestó que todos los acuerdos deben ser tratados sobre la mesa con igualdad. “Creemos que todos los países deben resolver las disputas internacionales por medios pacíficos de acuerdo con los propósitos y principios de la carta de la ONU”, aseguró Jun.

En cuanto a los pronunciamientos de América Latina, según la revista Forbes, el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, sostuvo que la posición de México es de respaldo al llamado que hizo la ONU, “Respaldamos el llamamiento que ha hecho el secretario general de las Naciones Unidas en favor de un proceso pacífico que ayude a resolver este conflicto; es decir, que apostemos a la diplomacia, a un encuentro político”, manifestó Ebrard.

Por otra parte, Daniel Ortega, presidente de Nicaragua indicó a través de un comunicado que su respaldo es para Rusia y que ha mantenido comunicación con los separatistas y acusó a Ucrania de querer exterminarlos.

Estados Unidos también se pronunció. Este martes, Joe Biden aseveró que ya están listas las primeras sanciones contra Rusia, entre ellas están: 

  • Sanción en contra de las dos instituciones bancarias rusas más grandes como VEB y el Banco Militar de Rusia.
  • Una sanción sobre la deuda soberana de Rusia, lo que significa que no podrá obtener dinero de los países occidentales ni tampoco renegociar la deuda con Estados Unidos.
  •  “Sanciones contra las élites rusas y sus familiares”.

Por otro lado, las noticias falsas no faltaron, según el medio de comunicación RT, las alarmas se habrían activado cuando Bloomberg en una publicación afirmaba que entre el 15 y 16 de febrero se daría el primer ataque de Rusia a Ucrania, sin embargo, esto jamás sucedió.

Fotografía: tomada del internet

La reacción de Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, no se hizo esperar. Luego de reunirse con su Consejo de Seguridad y de comunicarse con varios dirigentes internacionales, anunció a la ciudadanía en un discurso de madrugada que las medidas establecidas por Putin son una violación de la soberanía de Ucrania, “Estamos en nuestra tierra, no tenemos miedo a nadie. No le debemos nada a nadie y no cederemos nada”, recalcó. A su vez, hizo un llamado a los aliados de Ucrania para infringir sanciones drásticas contra Rusia. 

Zelenski afirmó también que pensará en la posibilidad de romper relaciones diplomáticas con Rusia luego de las acciones de dicha nación.

El interés de Rusia sobre Ucrania  viene desde años atrás, cuando Ucrania era una parte importante del pueblo de La Gran Rus en la antigüedad, pueblo del cual se derivó el nombre de Rusia y Bielorrusia. Este territorio era dominado políticamente por el Imperio Mongol en el siglo XVIII y se vió libre e independiente entre 1918 y 1920, para posteriormente unirse a la Unión Soviética derrumbada en 1991. Fecha desde la cual Ucrania adquiere su independencia política.

Luego de Rusia, Ucrania es el país más extenso de Europa en superficie y los dos comparten la frontera terrestre.

Según la agencia de noticias rusa Interfax, unas horas después de publicados los decretos se evidenció la llegada de autos blindados a la región de Donetsk, mismos que fueron controlados por grupos separatistas.