0 3 mins 7 meses
¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Redacción.- Stefania Chicaiza

El martes 15 de febrero de 2022, alrededor de las 20:30 un contingente de la Policía Nacional y funcionarios de la Fiscalía ingresaron al edificio (CPCCS) con una orden de allanamiento suscrita por el juez Walter Macías Fernández.

La intervención en el edificio del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, se dio horas después de que Hernán Ulloa envió un oficio al comandante de la Policía Nacional, el 15 de febrero de 2022. En  el cual solicitó el apoyo de un contingente de uniformados para ingresar a la entidad, ubicada en el centro de Quito.

Ulloa señaló que las instalaciones “se encuentran inhabilitadas por personas ajenas a la institución, las cuales se encuentran bloqueando el acceso para su normal funcionamiento e ingresando a lugares sensibles de la institución donde se resguardan datos físicos y electrónicos, como Data Center, Secretaría General, Talento Humano, TICS y Financiero”.

La incursión policial fue transmitida en vivo desde el interior del edificio por la cuenta de Facebook de la consejera Sofía Almeida, quien asegura ser la presidenta del organismo, en disputa con el consejero Hernán Ulloa, proclamado titular del Consejo por la mayoría de vocales. Entre los agentes se encontraban miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

En rueda de prensa este 16 de febrero de 2022, Sofía Almeida y David Rosero rechazaron la intervención policial, para recabar información por el presunto delito de acceso no consentido a sistemas informáticos «Todos los policías que fueron utilizados para irrumpir de manera ilegal el Consejo de Participación ayer deberían ser utilizados para resguardar la seguridad de los ciudadanos en todo el país», mencionó Rosero y enfatizó que: «El presidente Guillermo Lasso está perdiendo el rumbo». 

Sofía Almeida reiteró que la pugna por la titularidad del CPCCS tiene como punto central el proceso de selección del contralor general del Estado. «Como no sucumbo a las presiones para elegir contralor me están amedrentando», reclamó. «No le tengo miedo a nada», dijo Almeida.