0 3 mins 4 meses
¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Redacción. – Adriana Apolo

El expresidente Lenín Moreno, con domicilio en Paraguay, rechaza las acusaciones en su contra y pronto hará públicas sus acciones para contrarrestarlas.

La tarde de este 17 de febrero de 2022, Lenín Moreno publicó un video en su cuenta de Twitter. En él respondió a las acusaciones en su contra desde Paraguay, donde ahora se desempeña como comisionado para asuntos de discapacidad de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Aunque Moreno no lo dijo en su video, las acusaciones que menciona podrían tratarse del caso Ina Papers, ya que la Fiscalía revivió la investigación contra Lenín Moreno, por dicho caso. Casi tres años después de que la investigación previa se abrió, el 11 de febrero de 2022 la Fiscalía allanó varios inmuebles en Guayaquil y Quito, relacionados al caso Ina Papers. De lo que se acusa al expresidente Moreno es que, entre 2010 y 2018 funcionó una red de empresas para la gestión y cobro de sobornos en el círculo cercano del exmandatario.

El exmandatario afirmó que está en proceso de desmentir las acusaciones que se le hacen en Fiscalía. “Pronto las haré públicas”, añadió. El expresidente insistió en que han querido “empañar con mentiras infundadas” su mandato. Afirmó que él siempre ha sido respetuoso con la institucionalidad del estado y que nunca ha intervenido en decisiones que les correspondían a otros funcionarios.

En el video de casi dos minutos que publicó afirmó “he visto acusaciones en mi contra, cada una más torpe que la otra”. Además, exigió “no utilicen mi nombre y el de mi familia para hacer pactos políticos, para esconder, para perdonar o borrar la corrupción más grande que ha vivido Ecuador”. Lenín Moreno argumentó que no tiene el dinero suficiente “para pagar un ejército de trolls, ni de abogados para defenderme de todas las falsas acusaciones”.

Según el exmandatario, su rompimiento con los líderes de Alianza País implicó valentía “al costo de mi propia vida”. Señaló que con su administración “cambió el rumbo porque el país iba al despeñadero”.