0 3 mins 4 meses
¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Redacción. -Katherine Parreño

El redactor de un diario perteneciente al Grupo El Comercio, Dave Jimmy Hernández genera una ola de repudio por sus polémicas expresiones.

El periodista Dave Jimmy Hernández, redactor del diario Trome perteneciente al Grupo El Comercio, publicó un polémico tuit donde pedía el asesinato del presidente de Perú, Pedro Castillo. Esto generó que diversos sectores encabezados por el gobierno de Perú soliciten el pasado martes 18 de enero una drástica sanción.

«Un héroe nacional que se acerque al chotano de mierda y le meta un balazo, a lo J.F. Kennedy», publicó hace unos días Hernández en su cuenta de Twitter, en alusión al magnicidio de 1963 en Estados Unidos.

Su post creó una gran indignación en varios sectores de la sociedad, comenzando por el propio Gobierno.  Mirtha Vásquez, presidenta del Consejo de Ministros rechazó el mensaje. «Ante la reciente difusión de una publicación que agrede e incita a la violencia contra el presidente, debo rechazar enfáticamente este tipo de actos contra los derechos humanos, impropios en una democracia, dada su gravedad, esperamos que se investiguen y sancionen», afirmó Vásquez.

La Cancillería también se manifestó: «Con la misma fuerza con que defendemos las libertades de todos los ciudadanos sin discriminación en una sociedad en democracia, condenamos y rechazamos enfáticamente la incitación a la violencia».

El Colegio de Periodistas del Perú lanzó un comunicado en rechazo y aseguraron que fueron actitudes impropias e insensatas, que riñen contra los principios del código de ética. A su vez, solicitó al Consejo Directivo Regional de Lima trasladar el caso al Tribunal de Honor, para emitir su pronunciamiento.

El diario Trome, uno de los más leídos en Perú y donde trabaja Jimmy Hernández, publicó un comunicado. «Trome es un medio de comunicación independiente que jamás apoyó, apoya ni apoyará un acto de violencia». Además, el directivo aclaró que a nivel interno se tomarán las medidas que correspondan.Por su parte, el diario El Comercio condenó las expresiones violentistas y señaló que aquel medio «no tiene ninguna relación con el periodista que escribió ese mensaje repudiable». También se aclara que junto a Trome conforman el mismo grupo mediático, pero cada medio es independiente. la cuenta de Twitter del cuestionado redactor ya no existe, y aún se espera la aplicación de sanciones.